LIBRO: Antonieta y Vasconcelos, un encuentro en Toluca

libro

Antonieta Rivas Mercado (1900-1931) fue una importante mujer para México, le dio sentido a su vida dedicándola a la promoción de la cultura y las artes hasta heredar su fortuna al mismo objetivo. Se relacionó con José Vasconcelos en la segunda mitad de su vida adulta donde ella y él tenían claro lo que harían con su vida, a pesar de involucrarse en la política ayudando a Vasconcelos a llegar al lugar que buscaba: la presidencia, ella nunca perdió su esencia moral. Para nosotros es otra de las mexicanas a la que debemos reconocer su legado. De pequeña estudió en Francia, su padre siempre la alentó a leer y no conformarse con que un hombre la hiciera dueña de una gran casa, eso no era suficiente para una mente tan despierta como la de Antonieta. A lo largo de su vida cruzó por varias dificultades, tener un hijo con su esposo al que siempre admiró pero la defraudó cuando él quemó sus libros. Este hijo y sus convicciones eran los dos pilares de su vida.

0000000000

A continuación citaré palabras del prólogo de Kathryn S. Blair, nuera de la artista:

“Aunque dispersaba su energía y su dinero, el deseo básico de Antonieta era educar. Ella inició los bailes folklóricos y escenitas teatrales. Esa semilla es hoy el Instituto Nacional de Bellas Artes. Mártir o heroína, Antonieta dejó huellas bien enterradas en el suelo mexicano. Hoy es más grande que nunca, su compromiso con sus convicciones es una inspiración. Sin compromiso nada sucede. Sin convicciones no hay compromiso. Y sin educación no hay convicciones acertadas. Creo que ver a mujeres en el Congreso, en las empresas, mujeres en las universidades, le daría un gusto enorme. Antonieta sigue siendo una mujer de ayer para el México de hoy.”

inbalogo550339a513849_500w

Antonieta Rivas Mercado y José Vasconcelos se conocieron en Toluca, en el preámbulo de la llegada de este último a la Ciudad de México, como parte de la itinerancia de su campaña política por la Presidencia de la República. Un encuentro que marcaría el inicio de la amistad y posterior romance entre dos mexicanos que, desde su experiencia familiar y profesional, buscaban en la cultura el motor de desarrollo del México Posrevolucionario. (María Susana Victoria Uribe)

Antonieta: Una dama de sociedad que a pesar de vivir una vida de lujos, enfocó su fortuna y su inteligencia en la cultura como motor renovador de México.

mujer-cambio-historia_MILIMA20140425_0490_8

Escribir es catártico, más aún, cuando se hace desde el plano personal, algunos dirían que es incluso un rasgo ególatra. No es sencillo desnudarse frente a los demás a través de la escritura, al sabernos leídos los temores nos invaden. Escribir es una forma de darle rostro a la historia; la nuestra, la del mundo, la de todos. Es también la posibilidad de luchar por dejar a un lado todas las ataduras morales que nos ha impuesto la sociedad.

El Diario de Burdeos de Antonieta Rivas Mercado, apunta de alguna manera en estas direcciones. Una libreta de viaje, transfromada con cada una de sus trazos en un diario; íntimo, sí, aunque universal, también. Esa era la esencia de Antonieta. Este diario no sólo guarda la memoria de una mujer que dedicó su vida a cultivar el intelecto, es también el testimonio de una generación que creyó en los valores más altos del ser. (Porfirio Mauricio Gutiérrez Cortés)

img_art_13199_5284

Sumado a todo ello encontró motivación en el amor que sentía por Vasconcelos. “Los textos, los consejos, el ejemplo; qué grata me resultó la tarea en tanto su presencia invisible subrayaba mis textos, reía de mis errores, alentaba mi esfuerzo”. “Me empujó al trabajo ordenado, a la disciplina del esfuerzo constante”. Pasó el tiempo y Antonieta decide tomar distancia en esta relación:

maria_antonieta_riva_mercado

“¿Le amo? (Rivas Mercado, 2014:66-67). Escribe, con la inteligencia de quien ha conocido el amor y sabe que debe desprenderse de él para seguir volando. El terreno de vuelo, lo dice, es el trabajo creador, la obra permanente. “No lo amo de pasión, lo amo por identidad de afán, de inquietud, de sensibilidad”.

5999289_orig

Este libro llamado ANTONIETA Y VASCONCELOS, UN ENCUENTRO EN TOLUCA nos enseña también que ella, fue la primer mujer divorciada legalmente en México. Con este hecho y la pérdida de la potestad de su hijo, inicia un periplo en el exilio que culmina con su muerte en la Catedral de Notre Dame. (Porfirio Mauricio Gutiérrez Cortés)

“Esta tarde, Antonieta Rivas Mercado, de nacionalidad mexicana, bien conocida en los círculos aristocráticos y culturales de su país,… altamente estimada como patrona de las artes, se dispar{o un tiro en la catedral de Notre-Dame. Deja solamente un hijo. Nacida en 1900, era hija del distinguido arquitecto Antonio Rivas Mercado”. (Kathryn S. Blair, ¿Quién fue Antonieta Rivas Mercado, Diario de Burdeos? p.13 )

anto

FUENTE:

LIBRO “ANTONIETA Y VASCONCELOS UN ENCUENTRO EN TOLUCA”

H. Ayuntamiento de Toluca. Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte.

Autores: Kathryn S. Blair, Maria Susana Victoria Uribe, Porfirio Mauricio Gutiérrez Cortés y Pedro Daniel García Muciño.

1a. Edición, Julio 2015.

FOTOS:
www.letraslibres.com
contenido.com.mx
grandescasasdemexico.blogspot.com
noticiasdesdetijuana.wordpress.com
old.nvinoticias.com
www.milenio.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *